Arrugas
de expresión

Toxina tipo A

Arrugas de expresión

Toxina tipo A

Arrugas en la frente

y “patas de gallo”

Si te preocupan las arrugas en el contorno de los ojos, como “patas de gallo”, entrecejo y frente, has de saber que en nuestros centros de Vigo y Pontevedra el tratamiento con Toxina tipo A, es el procedimiento médico-estético “top” de Clínica Villoria. Es el tratamiento más demandado en todo el mundo.

Es un tratamiento con efecto anti-aging para eliminar o atenuar las arrugas de expresión que se forman cuando los músculos se contraen al gesticular (fruncir el ceño, sonreír, etc.).

Beneficios

  • Elimina o atenúa las arrugas existentes.
  • Deja la piel tersa y luminosa.
  • Previene la aparición de nuevas arrugas.
  • Retrasa y suaviza el envejecimiento facial.

Consigue que tu mirada y tu rostro luzcan con un aspecto luminoso, relajado y natural. Pide ya tu 1ª cita GRATUITA de valoración.

CONSULTA GRATUITA








Vista Villoria VigoVista Villoria Pontevedra


He leído y acepto la Política de privacidad


ARRUGAS EN EL CONTORNO DE LOS OJOS

“ PATAS DE GALLO”

Las arrugas que aparece en el contorno del ojo, en su parte externa, se las conoce como “Patas de gallo”. Se forman por la contracción de los músculos orbiculares cuando se contraen al sonreír. Pronto son visibles incluso de forma permanente, dando un aspecto de mirada cansada, triste y envejecida. Con la infiltración de toxina tipo A la mirada vuelve a lucir un aspecto fresco y natural.

FRENTE

La frente es la zona donde las arrugas son más amplias. Las arrugas de la frente aparecen pronto pues a la acción de la contracción permanente del musculo frontal, que en algunas personas es muy potente, cuando gesticulamos, se une el problema de que en esta zona la piel sufre más el daño solar. Son arrugas dinámicas pero cuando la piel se deshidrata aparecen de forma permanente.

ARRUGAS ENTRECEJO

En el entrecejo aparecen pronto líneas verticales cada vez más acentuadas en personas que gesticulan mucho, con estrés, con problemas de visión o que les molesta mucho la luz. Las arrugas del entrecejo son motivo frecuente de preocupación por el aspecto de enfado que trasmiten.
Los efectos del tratamiento son muy gratificantes para quienes tienen este problema.

El tratamiento consiste en la inyección muy superficial, y con una aguja muy fina, de unas gotas del producto sobre los músculos faciales para relajarlos y evitar que se contraigan. Así logra eliminar o atenuar las arrugas de expresión que se forman cuando los músculos se contraen al gesticular (fruncir el ceño, sonreír, etc.). Al relajar los músculos corrigen o suavizan las arrugas ya existentes y además previene la aparición de nuevas arrugas

Es un procedimiento sencillo y rápido. Es indoloro, puede sentirse una mínima molestia, pero no precisa de anestesia, que se minimiza con la aplicación local de frío. Su duración es de unos 10 minutos y se puede retomar inmediatamente la vida normal sin señales de haber realizado el tratamiento. Puede formarse algún pequeño moratón que se disimula con maquillaje y desaparece pronto con vitamina K.

Los resultados son visibles a los 4 días y es máximo a las 4 semanas, pero es temporal, y desaparece gradualmente entre los 4 y los 6 meses.

El efecto del tratamiento es temporal, desaparece gradualmente entre los 4 y los 6 meses. El principal inconveniente de este tratamiento es que no es eterno.

Al desaparecer los efectos de la toxina A, el músculo vuelve a su actividad normal provocando la reaparición de las arrugas pero con los sucesivos tratamientos no volverán a estar tan marcadas como antes. Por esto, el tratamiento también retarda y atenúa el envejecimiento facial. es un tratamiento preventivo de la aparición de nuevas arrugas, y las arrugas preexistentes se van suavizando incluso sin tratamiento, pues los músculos han perdido su hipertrofia.

Cuando no se ha recibido nunca el tratamiento, las arrugas dinámicas por la contracción muscular al gesticular se hacen cada vez más profundas y terminan con el tiempo por ser evidentes incluso en reposo, es decir de forma permanente, ya que la piel termina por “romperse” por la arruga repetitiva y la pérdida de elasticidad.

El producto del que existen diversos nombres comerciales en el mercado, se basa en una proteína, la toxina tipo A, que inyectada en mínimas dosis sobre los músculos hace que se relajen y no se formen las arrugas. Sin perder movilidad y expresividad frenamos su aparición.

Es muy seguro pero debe ser aplicada por un médico con experiencia para conseguir que el rostro luzca más joven con un resultado natural. El resultado es muy satisfactorio de tal modo que la mayoría de los pacientes repiten el tratamiento.

Que Si no hay experiencia el resultado puede no ser satisfactorio, por asimetrías en las cejas, cambio de expresión o hipercorrecciones con cara de máscara.

A cualquier persona que quiera mejorar el aspecto de su rostro con un resultado muy natural. Está Indicado en hombres y mujeres. Suele aplicarse a partir de los 30 años, aunque puede recomendarse antes de esa edad en pacientes con fuerte musculatura facial.

La toxina tipo A, también retrasa y suaviza el envejecimiento facial Cuanto antes comenzamos los tratamientos mejor es el resultado pues frenando de manera paulatina la contracción de los músculos que formas las arrugas frenamos su aparición.

En conveniente aplicar el tratamiento entre los 25 y 35 años para frenar de manera paulatina los músculos que contraen los surcos o arrugas. De esta manera y sin perder movilidad y expresividad frenamos su aparición.

Para conseguir un rejuvenecimiento facial completo es recomendable combinarlo con rellenos de ácido hialurónico o peeling químicos

Los laboratorios Alergan fueron los pioneros en la comercialización de la toxina tipo A, que tiene múltiples aplicaciones en medicina desde hace más de 20 años. En oftalmología se utiliza para el tratamiento del estrabismo y blefaroespasmo. Se emplea también para tratamiento del exceso de sudor en las axilas o en las manos (hiperhidrosis).  Pero lo que ha suscitado más interés social ha sido su gran utilidad estética, siendo el tratamiento médico-estético más utilizado en todo el mundo con distintos nombres comerciales.

LA OPINIÓN DEL EXPERTO EN TOXINA TIPO A
Dr. Álvaro Velázquez Villoria

Médico y Cirujano Oftalmólogo ■ Especialista por la Clínica Universitaria de Navarra ■ Cirugía oculoplástica y medicina estética facial

El tratamiento con toxina tipo A es el mejor tratamiento para corregir o suavizar las arrugas de expresión que se forman cuando gesticulamos en la frente, entrecejo y contorno de ojos. El resultado es muy natural y tan sutil que puede quedar en secreto.

¡FINANCIA TU TRATAMIENTO Y PAGA CÓMODAMENTE!

¡Ahora lo tienes más fácil que nunca! Puedes escoger la cuota en 12 ó 24 meses que mejor se adapte a tus necesidades.

PIDA CITA

Pida cita rellenando este formulario o llámenos al 986 85 77 77