¿Se acabaron las vacaciones? Haz una visita al oftalmólogo

Una visita al especialista tras el verano ayudará a resolver posibles problemas en los ojos, especialmente si no se han tomado las precauciones adecuadas en la época estival. Resulta difícil precisar en qué medida afecta el sol al funcionamiento ocular, pero sí existen estudios que relacionan la exposición solar excesiva con la formación de cataratas y con enfermedades degenerativas de la retina como la degeneración macular asociada a la edad.

Actualmente, no existe una plena concienciación de la importancia de mantener una regularidad en las visitas al especialista. Según se desprende del Barómetro Mundial de la Salud Ocular de Bausch + Lomb, un 73% de los encuestados con trabajo dice que no se chequea la vista simplemente porque ve bien y un 71% porque no tienen ningún síntoma. Sin embargo, una exploración es capaz de dar información sobre el estado vascular del paciente, permitiendo detectar enfermedades como la diabetes o la hipertensión arterial. Otros datos que podría aportar la visita al oftalmólogo es la detección de la presencia de conjuntivitis o irritaciones causadas por una excesiva exposición al agua de la piscina o del mar, alteraciones de la córnea y los efectos de una excesiva exposición a la luz solar.

Vuelta al trabajo: cuida tus ojos

Volver a la rutina laboral después de unos días de vacaciones ya supone en sí todo un reto, así que procura regresar con las pilas cargadas y, sobre todo, intentando corregir aquellos hábitos que perjudican a nuestra visión. Cada día, los adultos pasan un tercio de la jornada en su puesto de trabajo, con el ordenador como principal herramienta. Un 86% de las personas con empleo afirma conocer los perjuicios para la vista que puede causar el ordenador. Sin embargo, solo el 46% de ellos se realiza un chequeo cada año.

Entre los daños que pueden producirse, normalmente por rutinas incorrectas, se incluyen la fatiga visual y la sequedad ocular. La reducción del parpadeo al fijar la vista supone una agresión para la distribución normal de las lágrimas, lo que favorece o predispone a la sequedad.

 

vision ordenador

 

Consejos frente al ordenador

Para evitar este y otros daños para la vista, es importante seguir algunas recomendaciones:

  • Situar la pantalla a una distancia de los ojos de 50-55 cm.

 

  • Ampliar el tamaño de los caracteres en la lectura de documentos y evitar consultarlos si están dentro de fundas transparentes, debido a los brillos que genera el plástico.

 

  • La iluminación ha de ser la adecuada, ni insuficiente, ni excesiva y, preferiblemente, natural.
    Nuevas tecnologías: tableta y e-readers

La proliferación de nuevos dispositivos como libros electrónicos o tabletas hace que cada vez más usuarios los utilicen en su puesto de trabajo. Hay que tener en cuenta que, cuanto más pequeña es la pantalla, mayor es el esfuerzo acomodativo a realizar. Para no forzar la vista, es importante mantener una distancia mínima de entre 30 y 40 cm entre el dispositivo y los ojos. Además, la mayoría de los dispositivos permiten adaptar el tamaño de la letra, para hacer más cómoda la lectura.

Pide cita con tu oftalmólogo de Pontevedra en Clínica Villoria

PÍDANOS CITA AHORA

Recent Posts
PIDA CITA

Pida cita rellenando este formulario o llámenos al 986 85 77 77

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
implante ojo bionicobebe primer año