¿Son nuestros ojos la ventana para descifrar al cerebro?

A menudo se dice que los ojos son las ventanas del alma. Pero ahora, investigadores estadounidenses indican que también podrían ser la ventana al cerebro. Consideran que una imagen no invasiva detallada de la retina, que tiene acceso directo al cerebro, podría permitir la detección temprana del Alzheimer incluso cuando los síntomas clínicos no son todavía aparentes. 

La tecnología experimental, desarrollada por Cedars-Sinai y NeuroVision, explora la retina utilizando técnicas que pueden identificar los depósitos de proteína beta-amiloide que reflejan a los del cerebro.

Hasta ahora, las acumulaciones de proteína beta-amiloide neurotóxica pueden ser detectadas con tomografía por emisión de positrones o tomografías PET y análisis del líquido cefalorraquídeo, pero estas son técnicas invasivas, inconvenientes y costosos, haciéndolos poco prácticos para el rastreo rutinario y la evaluación de seguimiento. Sin embargo, este es el primer estudio que demuestra el potencial de imagen de un escáner de retina de alta resolución, una técnica no invasiva y asumible, para cuantificar los hallazgos relacionados con las placas de beta-amiloide. Los resultados del ensayo clínico, publicado el 17 de agosto, sugieren con rotundidad que la imagen retiniana puede servir como un biomarcador sustituto para investigar y controlar la enfermedad de Alzheimer.

Primeros hallazgos

Para entender bien lo conseguido ahora hay que remontarse a 2010, cuando Yosef Koronyo, asociado de investigación en Cedars-Sinai y científico e inventor de NeuroVision, publicó un artículo que proporciona la primera evidencia de la existencia de placas específicas de Alzheimer en la retina humana, y demostró la capacidad de detectar placas individuales en modelos de ratón vivos usando un dispositivo oftalmológico modificado.

Después de adaptar la tecnología para la aplicación humana, los investigadores iniciaron varios ensayos clínicos en los Estados Unidos y Australia para determinar la viabilidad de detectar y cuantificar placas de beta-amiloide en pacientes con la enfermedad.

En el nuevo artículo, los investigadores informan sobre un ensayo clínico de 16 pacientes para demostrar la viabilidad de identificar beta-amiloide en el ojo mediante la autofluorescencia. También proporcionan análisis detallados y varios nuevos hallazgos sobre la patología de Alzheimer en la retina, los resultados de la investigación con los ojos donados y el cerebro de 37 pacientes fallecidos.

 

retina alzheimer

Se muestran en la imagen los signos patológicos de la enfermedad de Alzheimer, placas beta-amiloides (manchas marrones), tal como se ha visto tanto en el cerebro como en tejidos retinales de pacientes fallecidos, como se describe en la edición del 17 de agosto del Journal of Clinical Investigation Insight (Koronyo et al. 2017). Las estructuras de estas placas en el cerebro y la retina son muy similares (depósitos clásicos y vasculares asociados, bv = vaso sanguíneo), lo que sugiere que la retina representa fielmente la enfermedad cerebral.

 

A gran escala

Entre los hallazgos clave, los investigadores informan de un aumento de 4,7 veces en la carga de la placa retiniana en pacientes con Alzheimer y proporcionan observaciones sobre la distribución geométrica y la ubicación de la capa de la patología amiloide en la retina. Con la capacidad de la tecnología de imágenes para detectar la señal de autofluorescencia relacionada con la beta-amiloide de la retina, estos hallazgos pueden conducir a un enfoque práctico para la identificación a gran escala de la población en riesgo y la monitorización de la enfermedad de Alzheimer.

“Como elemento destacado del sistema nervioso central que comparte muchas de las características del cerebro, la retina puede ofrecer una oportunidad única”, asegura Keith L. Black, MD, presidente de NeuroVision. Tal y como se conoce, la enfermedad de Alzheimer comienza de 10 a 20 años antes de que la disminución cognitiva se vuelva evidente, “y creemos -dice- que los tratamientos potenciales pueden ser más efectivos si pueden iniciarse en un estadio más temprano del proceso”. Por lo tanto, el cribado y la detección temprana pueden ser cruciales cambiar la tendencia contra la creciente amenaza de esta enfermedad devastadora.

El siguiente paso es continuar con los ensayos clínicos, aprovechando las colaboraciones existentes de las compañías farmacéuticas, para asegurar que la tecnología esté lista para que la comunidad médica ayude a manejar esta enfermedad.

Recent Posts
PIDA CITA

Pida cita rellenando este formulario o llámenos al 986 85 77 77

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
hipermetropia, miopía y astigmatismoimplante ojo bionico