¿Qué es la presbicia y cómo puedes solucionarla?

La presbicia o vista cansada es la principal anomalía visual que afecta a las personas mayores de 40 años. Se produce cuando el cristalino, que es la lente natural que tiene el ojo para conseguir enfocar a diferentes distancias, va perdiendo su función progresivamente debido al paso del tiempo. La presbicia se manifiesta en la imposibilidad de ver nítido de cerca y está asociada al envejecimiento normal de los órganos y no se puede prevenir. En la actualidad, existe un tratamiento quirúrgico muy seguro y eficaz para corregir este problema.

Para saber qué es la presbicia debemos comprender que el ojo normal, en reposo, está adaptado para la visión lejana. Cuando se requiere la visión de objetos próximos (un libro, la pantalla del móvil, la carta de un restaurante) el ojo debe cambiar de foco, realizando un esfuerzo conocido con el nombre de acomodación. Este esfuerzo de acomodación lo realiza el cristalino.

En condiciones normales, la imagen penetra en el ojo a través de la córnea y del cristalino hasta proyectarse en la retina mediante un proceso conocido como refracción. Desde la retina, la imagen se transmite al cerebro a través del nervio óptico. El cristalino es una lente natural que forma parte del sistema ocular. Se encuentra detrás del iris y, gracias a la ayuda de los músculos y ligamentos que lo rodean, sirve para enfocar las imágenes a diferentes distancias como hace el objetivo de una cámara de fotos. Con el paso de los años, el cristalino y los músculos y ligamentos que lo rodean van perdiendo su elasticidad y, con ello, su capacidad de acomodación, lo que provoca, inevitablemente, la aparición de la presbicia o vista cansada.

Esta elasticidad no se pierde “de golpe”, sino que se va reduciendo progresivamente a partir de los 40 ó 45 años hasta perderse totalmente a los 55 – 60 años. Debido a esto, los pacientes necesitarán de alguna ayuda óptica como gafas o lentillas para ver las imágenes de cerca. Algunos pacientes además comienzan a perder también visión de lejos al ir apareciendo progresivamente pequeñas cantidades de hipermetropía que anteriormente conseguia acomodar el cristalino sano. Estos son los pacientes que se encuentran más molestos ya que se trata de personas que nunca han utilizado gafas ni lentillas y que en breve periodo de tiempo se encuentran obligados a utilizarlas.

Dentro de 10 años, más de la mitad de los españoles padecerán presbicia o vista cansada, debido a un incremento de la esperanza de vida, a las mejores condiciones sanitarias y al progresivo envejecimiento de la población. Se estima que el 81% de la población española de más de 45 años y el 98% de los mayores de 65 años padece presbicia. Esto supone unos 17 millones y medio de personas que sufren este problema visual en España.

 

presbicia mujer

Se estima que dentro de 10 años, la mitad de los españoles padecerá presbicia.

La operación

Existen varias opciones quirúrgicas para curar la presbicia. Las más conocidas son la implantación de una lente intraocular multifocal de última generación y el tratamiento con láser sobre la córnea. Debe ser el oftalmólogo el que, en una primera consulta preoperatoria, valore el caso concreto del paciente para establecer qué tipo de operación es la más adecuada cada paciente. Ambas técnicas tienen como finalidad eliminar la dependencia de las gafas y lentillas.

El tratamiento láser sobre la córnea elimina la graduación que tenía que ser acomodada por el cristalino y trata de dar profundidad de foco dejando un ojo “enfocado” para cerca y otro para lejos, haciendo que la visión normal con los dos ojos a la vez sea cómoda a cualquier distancia.

El tratamiento mediante lente multifocal consiste en sustituir el cristalino natural que ya no funciona como es debido por una lente artificial especialmente diseñada para ver bien a todas las distancias. La ventaja de esta técnica es que permite la visión binocular (con los dos ojos al mismo tiempo) para todas las distancias, lo que da mayor calidad visual. Otra ventaja de esta técnica es que es totalmente definitiva al sustituir el cristalino que ya no esta funcionando con normalidad por lo que la presbicia ya no continúa progresando.

Es fundamental un estudio pormenorizado de cada caso ya que no todos los pacientes son buenos candidatos por la morfología de sus ojos o otras enfermedades concomitantes, progresivas que afecten a la visión. La cirugía se realiza con anestesia tópica, es decir, con gotas. No se dan pinchazos ni se dan puntos. Se tardan aproximadamente 10-15 minutos por ojo y al ser ambulatoria el paciente se va a casa justo después de la intervención. El postoperatorio es completamente indoloro y rápidamente el paciente regresa a la vida cotidiana con total normalidad. Las lentes implantadas duran para toda la vida sin necesidad de ser sustituidas en el futuro.

Recent Posts
PIDA CITA

Pida cita rellenando este formulario o llámenos al 986 85 77 77

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
enfermedades ojosorto-k-durmiendo