¿Qué es el ojo vago o la ambliopía?

Hablamos de ojo vago cuando se tiene una pérdida de visión sin causa orgánica que lo justifique. No se corrige, aún llevando gafas con la graduación adecuada. La ambliopía u ojo vago es un ojo en el que se alteró el desarrollo y maduración de la visión por falta de estímulo visual. El ojo vago va dejando de trabajar, y la pérdida de visión será permanente e irrecuperable a partir de los 8 años. Es muy frecuente, afectando a un 4% de la población.

 

Causas

La ambliopía puede tener distintas causas:

  • En la mayoría de los casos el ojo vago se debe a una diferencia importante de graduación entre los dos ojos (anisometropía), a causa de una miopía o, más frecuentemente, una hipermetropía o un astigmatismo elevado. En estos casos  el cerebro favorece el desarrollo de la visión en uno de ellos – el que ve mejor – y deje de trabajar con el otro (ojo vago) que va perdiendo visión.
  • En otros casos, la ambliopía es producida por un problema de estrabismo (desviación ocular), que provoca una visión doble, y hace que el cerebro acabe anulando la información del ojo desviado y sólo utilice la que aporta el ojo que funciona correctamente.

¿Cómo se detecta?

El ojo vago no suele dar síntomas por lo que puede pasar desapercibido para los padres, pero es fácilmente detectado por el oftalmólogo. Debemos detectar este problema cuanto antes. Por ello se aconseja a  los padres que sometan a sus hijos, desde pequeños, a revisiones oftalmológicas cada cierto tiempo:

    • En las primeras semanas de vida si los padres o pediatra notan cualquier anomalía ocular, si hay antecedentes familiares congénitos y en prematuros.
    • Una revisión entre los 6 y 8 meses de edad para diagnosticar el estrabismo, y ya a esta edad puede detectarse precozmente defectos de visión.
    • A los 3-4 años la revisión oftalmológica es obligatoria, y después cada uno o dos años, según indique el oftalmólogo.

¿Qué pronóstico tiene?

En la mayoría de los casos tiene fácil solución. Cuanta menos edad tiene el niño, más efectivo resulta el tratamiento. A partir de cierta edad (8 años, aproximadamente), el problema se convierte en un problema difícil de resolver. En general antes de los cuatro años son todos recuperables ya que a edades tempranas el sistema visual aún no ha completado su desarrollo y, por tanto, es más fácilmente recuperable. La prueba de ello es que la ambliopía de un lactante se puede corregir en unas semanas, mientras que en un niño de cinco o seis años de edad, pueden ser necesarios varios años.

ojo vago niño

Tratamiento del ojo vago

La mayoría de las ambliopías tienen fácil solución. El tratamiento se basa en proporcionar la mejor visión posible al ojo vago, corrigiendo el defecto que padezca mediante gafas o lentes de contacto y, a la vez, estimular y  forzar que el “ojo enfermo” trabaje penalizando o tapando con un parche el ojo ve mejor, durante un período de tiempo que dependerá del grado de visión y de la edad del niño. El tratamiento se completa con ejercicios de rehabilitación visual enseñando al ojo vago a trabajar conjuntamente con el otro ojo.

Recent Posts
PIDA CITA

Pida cita rellenando este formulario o llámenos al 986 85 77 77

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
estrabismo en niños tratamiento