Ojo seco

5 CLAVES

para la mejoría real del ojo seco

En Clínica Villoria disponemos de un área específicamente dedicada al ojo seco para garantizar el mejor diagnóstico, tratamiento y seguimiento de esta enfermedad.

Para ello, en la unidad especializada en ojo seco de clínica Villoria contamos con:

  • Equipo de oftalmólogos y optometristas expertos en ojo seco
  • La tecnología más avanzada para su diagnóstico y Tratamiento.
  • Tratamientos farmacológicos no disponibles en farmacia
  • Tratamientos con aparatología específica
  • Formación al paciente sobre hábitos e higiene palpebral

Es una patología muy molesta y a la que muchas veces no se le da suficiente importancia por creer de forma errónea que los pacientes se “quejan por nada”. Resulta frustrante cuando tras ir cambiando de múltiples marcas de gotas no se llega a un resultado completo o adecuado.








Vista Villoria VigoVista Villoria Pontevedra


He leído y acepto la Política de privacidad


PILARES DEL TRATAMIENTO DE OJO SECO

para conseguir los mejores resultados

Tratamiento farmacológicos personalizados

Microexfoliación palpebral

Luz pulsada intensiva modulada (IPL)

Tratamiento farmacológicos personalizados

Microexfoliación palpebral

Luz pulsada intensiva modulada (IPL)

Lo padece

30%

de la población

Afecta casi al

100%

en edades avanzadas

Hay

5

tipos diferentes

El ojo seco surge cuando por disfunción lagrimal hay una menor cantidad o peor calidad de la lágrima. Es una patología muy frecuente, muy molesta, y que exige tratamiento de por vida. No es grave, pero es muy molesto y repercute en la calidad de vida de los pacientes que se ven obligados a usar gotas de lágrimas artificiales a diario y de por vida con un resultado insuficiente. La solución no está en pedir unas gotas en la farmacia, ya que no tienen la misma efectividad en todos los pacientes, y cada paciente debe usar las más específicas para su caso en concreto. Existen diferentes tipos de ojo seco y hay que establecer el tratamiento más adecuado para cada paciente.

En Clínica Villoria hemos creado una Unidad especializada para Tratamiento del Ojo seco y disponemos de tecnología diagnóstica y nuevos tratamientos para hacer frente a esta enfermedad y obtener los mejores resultados en cada paciente.

El ojo seco es una enfermedad de la lágrima y de la superficie anterior del ojo que provoca importantes molestias, problemas visuales, problemas en párpados y, en algunos casos, lesiones en la conjuntiva y en la córnea.

Los ojos se notan secos  lo que no significa necesariamente que los ojos estén “secos”. De hecho muchas personas presentan incluso exceso de lagrimeo, pero no les sirve de nada pues sus lágrimas son de mala calidad y encima provoca un lagrimeo muy fastidioso

Es muy molesto y los pacientes refieren sensación de arenillas, escozor, a veces picor y enrojecimiento, la luz les molesta, sienten cansancio ocular y que los párpados pesan y la visión puede ser borrosa. En casos severos el daño puede llegar a producir erosiones corneales. Los síntomas empeoran  después del sueño o de realizar tareas en las que se parpadea poco, como leer, ver la tele o trabajar con el ordenador,  con la exposición al viento, frío o calor.

Hay que determinar el tipo de ojo seco que tiene cada paciente mediante pruebas diagnósticas específicas, ya que el tratamiento es distinto y personalizado para obtener los mejores resultados.

  1. Acuodeficiente: Por disminución de la producción de lágrima.
  2. Evaporativo: Por evaporación rápida de la lágrima. Es el motivo más frecuente, en el 80% de los casos, y es causado principalmente por la disfunción de las glándulas de Meibomio (donde se producen los lípidos que esta contiene la lágrima).
  3. Inflamatorio: La inflamación está presente en la mayoría de pacientes con ojo seco.
  4. Neurotrófico: Por déficit en la inervación de la córnea, lo que limita la secreción de lágrima
  5. Neuropático: Por alteración en la inervación de la córnea y que se caracteriza por una gran intensidad de síntomas con una exploración ocular dentro de la normalidad o con mínimas alteraciones.

El ojo seco se produce cuando hay disfunción lagrimal:

  • Déficit de lágrima por escasa producción o evaporación muy rápida.
  • Mala calidad de la lágrima y no lubrica bien el ojo, por disfunción de las glándulas de Meibomio (encargadas de producir la grasa que forma parte de la lágrima para evitar que se evapore), o por blefaritis (inflamación del párpado).

No hay una sola causa concreta. La mayoría de las veces hay una suma de factores de riesgo.

  • Hormonales ( adolescencia, píldora anticonceptiva, menopausia)
  • Ambientes secos, aire acondicionado, calefacción, viento, contaminación.
  • la edad avanzada
  • falta de parpadeo al leer, ver la tele, con el uso prolongado de ordenador,..
  • Consumo de ciertos medicamentos
  • Algunas enfermedades concomitantes

Influyen desfavorablemente:

  • El uso de lentes de contacto.
  • Cirugías previas del ojo como la técnica Lasik para la corrección de miopía por seccionar gran cantidad de terminaciones nerviosas de la córnea.

Existen diferentes tipos de ojo seco que es importante determinar mediante pruebas diagnósticas específicas, para establecer el tratamiento personalizado y más apropiado para cada paciente.
En la Unidad especializada de Superficie ocular de Clínica Villoria realizamos un completo estudio del paciente con ojo seco empleando los últimos avances diagnósticos:

  • Keratografía
  • Meibografía
  • Estudio de la concentración, cantidad y calidad de la lágrima
  • Citología de impresión
  • Tinciones, etc.

Seguir la regla 20-20-20 te ayudará a prevenir el Ojo Seco: Cada 20 minutos de trabajo frente el ordenador, descansa durante 20 segundos la vista mirando a 20 pies (más de 6 metros) y parpadea varias veces.

Es importante el diagnóstico y tratamiento del ojo seco acudiendo al oftalmólogo y no limitarse a cambiar de gotas en la farmacia si queremos obtener buen resultado y evitar las consecuencias que la enfermedad puede acarrear.

Una vez diagnosticada, es fundamental que el paciente adopte una actitud preventiva para mantener a raya el ojo seco, siguiendo algunas recomendaciones en los hábitos e higiene palpebral que aconsejamos en la Unidad de Ojo Seco de nuestra Clínica.

Según sea su causa existen varios tipos de ojo seco, por lo que hay distintos tratamientos diseñados a medida de cada paciente. Usar lágrimas artificiales continuamente y de por vida, hasta ahora era lo habitual, y muchas veces con resultado insuficiente. Existen muchas marcas comerciales y, aunque son más aconsejables sin conservantes, no hay unas gotas mucho más efectivas que otras. Su efectividad no es la misma en todos los pacientes y cada paciente debe usar las más específicas para su caso en concreto. En Unidad de Ojo seco de Clínica Villoria, además realizamos:

Tratamientos farmacológicos no disponibles en farmacia:

  • Lágrimas personalizadas con ácido hialurónico.
  • colirios de ciclosporina, etc
  • Suero autólogo
  • Plasma rico en Plaquetas

Tratamientos especiales:

  • Punctal plugs (taponamiento lagrimal)
  • Microexfoliación palpebral
  • Tratamiento con Luz Pulsada Intensiva modulada (IPL)

El tratamiento del ojo seco con colirios en muchos casos se ha mostrado insuficiente o no se tolera. El tratamiento con luz fría tipo laser usando la nueva tecnología IPL (luz pulsada intensiva modulada) es un tratamiento novedoso realizado por oftalmólogos especialistas en ojo seco. En Clínica Villoria  lo realizamos con muy buenos resultados desde hace dos años El tratamiento es rápido, dura unos 10 minutos, y es indoloro. Consiste en aplicar cuatro destellos de luz sobre los párpados inferiores y la parte superior de las mejillas para estimular la circulación sanguínea y las terminaciones nerviosas. Inicialmente se realizan tres o cuatro sesiones y un tratamiento de recuerdo al año.

Con ello las glándulas de Meibomio incrementan la producción de grasa de la lágrima y mejoran la calidad de la lágrima y la hidratación de la superficie del ojo, evitando la rápida evaporación de la lágrima y mejorando el aporte de nutrientes que necesita la córnea. Los resultados son muy satisfactorios en el 80% de los casos, y se postula como el mejor y más adecuado de los tratamientos actuales contra el ojo seco por exceso de evaporación, que es el más habitual en pacientes afectados por el Síndrome del ojo seco. También permite tratar blefaritis (inflamación de los párpados) y conjuntivitis.

¿CUÁNTO CUESTA LA OPERACIÓN PARA LA VISTA?

En Clínica Villoria tenemos el compromiso de ofrecer la EXCELENCIA y ponerla al alcance de todos. Para que el precio no sea una preocupación, disponemos de planes de financiación a tu medida, pagando cómodas cuotas mensuales.

¡FINANCIA TU TRATAMIENTO Y PAGA CÓMODAMENTE!

¡Ahora lo tienes más fácil que nunca! Puedes escoger la cuota en 12 ó 24 meses que mejor se adapte a tus necesidades.

PIDA CITA

Pida cita rellenando este formulario o llámenos al 986 85 77 77