Vuelta al cole

En septiembre toca la vuelta al cole.  Y además de comprar los libros y uniformes, es el mes de realizar las revisiones con el pediatra y de otros especialistas como la oftalmología.

Pero,… si mi hijo ve bien y no se queja de la vista, ¿ qué sentido tiene realizar la revisión con el oftalmólogo?

Primero debemos conocer la importancia de una buena visión para que nuestros hijos consigan un buen rendimiento escolar. Nuestros hijos exigen mucho a su visión, ya que además de fijarse en la pizarra o los libros del cole, suelen pasarse mucho tiempo delante de pantallas.

El sistema visual de los niños está en desarrollo a lo largo de la infancia. Entre los 3 y los 9 años es un periodo crítico para el buen desarrollo del mismo, ya que la visión que no se alcance por entonces, no será recuperable más adelante.

Por ello, cualquier defecto visual no tratado detendrá el desarrollo de su visión y les producirá un ojo vago.

“Mi hijo no me había dicho nada de que veía mal….”

En la consulta nos encontramos a muchos padres que nos traen a sus niños y se sorprenden de que tengan una mala visión en alguno de sus ojos. Sin embargo, no han comprobado si su hijo ve bien con los dos ojos o en realidad mira sólo a través del “ojo bueno”, y el otro ojo está “anulado”.

Es algo habitual que los niños no se quejen, a menos que se les pregunte específicamente “¿Ves mejor por un ojo que por el otro?”. Para ellos es tan normal ver más con un ojo que con el otro; como el que no sean capaces de ver por la espalda,… ya que siempre han visto así. Sin embargo, para que la vía visual y el cerebro se desarrollen adecuadamente, es necesario que la información que le llegue al cerebro de los dos ojos sea de la misma calidad. Esto sólo se puede comprobar mediante una exploración oftalmológica.

Asimismo, determinados problemas de graduación como el astigmatismo o la hipermetropía leves permiten una buena visión, pero a costa de que nuestros hijos se tengan que esforzar mucho más para poder enfocar. Esto les produce dolores de cabeza, fatiga visual, y hace que los niños se cansen antes en las actividades escolares.

Recomendaciones

  • La Academia Americana de Oftalmología recomienda una revisión oftalmológica anual a todos los niños a partir de los 4 años, aunque no se les haya detectado ningún problema.

Así pues, los meses de Septiembre y Octubre  son los más frecuentes para hacer las revisiones oftalmológicas en los niños y conseguir un buen rendimiento escolar.

En Clínica Villoria somos especialistas en Oftalmología Infantil. Te esperamos! Pide aquí tu cita

Recent Posts
PIDA CITA

Pida cita rellenando este formulario o llámenos al 986 85 77 77