Ojo rojo y legañoso ¿Es una conjuntivitis? ¿Qué tratamiento me pongo?

La conjuntivitis es uno de los motivos de consulta más habituales en nuestras consultas de oftalmología. Es importante que conozcas que existen diferentes tipos: conjuntivitis vírica, alérgica, bacteriana,… En este post te explicamos las principales diferencias y los principios del tratamiento.

Empecemos por su definición: Conjuntivitis implica una inflamación de la conjuntiva, que es la “piel transparente que recubre al ojo”. Por eso, cuando esta piel se inflama, el paciente se levanta con el “ojo rojo”.

Sin embargo, deberías conocer que existen múltiples causas de conjuntivitis, desde un proceso infeccioso (conjuntivitis vírica o bacteriana), una alergia (conjuntivitis alérgica), una intolerancia a las lentillas (conjuntivitis por lentes de contacto), etc

Aquí te explicamos los rasgos principales de cada una:

  • Conjuntivitis vírica. Típicamente los pacientes se levantan con un ojo rojo y pegado por la mañana, debido a que se forman muchas legañas. Los pacientes pueden notar además que se inflama el párpado, molestias, dolor, etc. Es altamente contagiosa, por lo que lo más importante es evitar frotarse el ojo, no compartir toallas,… Es muy frecuente que varios miembros de una misma familia terminen afectados. El causante es un virus, y suele durar entre 1 y 3 semanas. Recomendamos una higiene minuciosa (lavarse las manos, evitar tocarse el ojo, etc), así como lavados con suero fisiológico para limpiar todas las secreciones que se forman.
  • Conjuntivitis bacteriana. Los pacientes también se levantan con el ojo rojo y con legañas. En este tipo las legañas pueden tener un color más verdoso o amarillento. Es muy importante tratarlas de forma adecuada para evitar que pueda terminar lesionando la córnea. El tratamiento se basa en emplear colirios y pomadas antibióticas, en función de la bacteria responsable.
  • Conjuntivitis alérgica. Los pacientes también se levantan con ojo rojo y legañas, pero aquí suele predominar el picor sobre la sensación de tener arenillas o un cuerpo extraño en el ojo. Suele tratarse con antihistamínicos, corticoides, etc.
  • Conjuntivitis por lentes de contacto: algunos usuarios de lentillas desarrollan una especie de intolerancia a las lentes de contacto que utilizan. Típicamente notan muchas molestias al ponerse las lentillas. Esto se debe a que se generan unas papilas debajo del párpado (son como unos “bultitos” que rozan con las lentillas y generan gran molestia). Debe pararse el empleo de las lentillas y acudir al oftalmólogo. Se trata con corticoides y otros colirios anti-inflamatorios.

 

Como veis, existen múltiples causas de conjuntivitis, con un tratamiento diferente en función del mecanismo responsable.

Por eso, cuando notes un ojo rojo y legañoso, te recomendamos que acudas a tu oftalmólogo. Evita frotarte los ojos, evita usar lentillas, y extrema las medidas de higiene. Sino, puedes terminar contagiando al resto de tu familia!

Recent Posts
PIDA CITA

Pida cita rellenando este formulario o llámenos al 986 85 77 77