¿Qué debería saber a la hora de comprar unas gafas de sol?

Cierto es que hoy en día muchos y muchas nos preocupamos por las apariencias y por nuestra estética, pero lo verdaderamente importante es tener una buena salud. Por eso mismo a continuación os daremos una serie de consejos sobre las gafas de sol más recomendables para el verano.

 

Lo primero en lo que nos deberíamos fijar es en el índice de absorción de los rayos ultravioleta (UV) y en el certificado de la Comunidad Europea (CE).

Todas las lentes de sol deberían llevar una pegatina CE que acredite que esa lente ha pasado todos los controles de calidad exigidos.

Además, toda lente de sol debe bloquear más del 99% de los rayos UV que inciden sobre ella si queremos que sea eficaz para proteger nuestros ojos.

Sin estas dos premisas, corremos el riesgo de que la calidad de la lente no sea la adecuada y la exposición a los rayos UV termine dañando nuestro ojo.

En segundo lugar nos fijamos en la categoría del filtro. Esto aparece representado en una escala que va desde 0 hasta 4. Lo que representa es el factor de transmitancia de la luz, es decir, determina cuánto se oscurece. A mayor categoría, más se oscurece, y mejor preparada estará esa lente para los días de mucho sol.

En general, recomendamos categorías 2-3; ya que la categoría 4 absorbe más del 90% de la luz y sólo se recomienda para condiciones de fuerte exposición al sol (ojo! Un filtro de categoría 4 oscurece demasiado y NO es válida para la conducción!).

En un tercer lugar el color del filtro va a alterar la percepción de los colores, aumentando los contrastes. Dependiendo de para qué actividad vayamos a utilizar las gafas se podrán recomendar un color u otro. Para que os hagáis una idea, se suele recomendar el color gris para conducir, los tonos amarillos y anaranjados para los días nublados, etc.

Complementariamente existen 2 tratamientos opcionales que pueden mejorar el rendimiento de nuestra gafa de sol: el polarizado y el fotocromático.

El polarizado es un tratamiento destinado a reducir los reflejos que la luz produce en superficies altamente reflectantes como son las superficies metálicas, el agua, la nieve y  la arena, mejorando el confort visual.

El fotocromático es una tecnología que permite a una lente transparente oscurecerse en mayor o menor medida en función de los rayos UV, oscureciéndose poco en días nublados y mucho en días soleados, mejorando la versatilidad de la gafa.

 

Por todo esto, las gafas que la gente suele comprar en el mercadillo no son recomendables, habitualmente, por su mala calidad. Desde Clínica Vista Villoria, os recomendamos que acudáis a asesoraros sobre los diferentes modelos disponibles a una óptica o a un centro especializado, porque cierto es lo que dicen: “lo barato termina saliendo caro”.

Recent Posts
PIDA CITA

Pida cita rellenando este formulario o llámenos al 986 85 77 77