PIDA CITA ONLINE

LENTES INTRAOCULARES

Lentes intraoculares

Las lentes intraoculares son un implante sintético altamente evolucionado y preciso, que se utiliza en varias cirugías refractivas para, en unos casos, reemplazar la lente original (cristalino) y en otros para mejorar de forma considerable su visión sin necesidad de sustituirla. Ha supuesto un hito en la Oftalmología, puesto que esta esta pequeña pieza de material acrílico ha ayudado a restaurar y corregir la visión de millones de pacientes.

La lente intraocular se presentan como una excelente alternativa cuando el paciente no es candidato idóneo para aprovechar las ventajas de la cirugía refractiva.

Existen diferentes tipos de lentes intraoculares y será el oftalmólogo especialista quien determinará la más idónea para cada paciente en función de sus características.

  • Lente intraocular Fáquica (no requiere sustituir el cristalino)
  • Lente intraocular Pseudofáquica (sustituye al cristalino)

 

El testimonio de Montse

Montse es operadora de cultivos celulares y dependía totalmente de las gafas, tanto para su trabajo como para la práctica deportiva.

Eligió Clínica Villoria para operarse de miopía y nos cuenta su experiencia tras implantarle una lente intraocular ICL.

Tipos de lentes intraoculares

Lentes intraoculares fáquicas

Las lentes intraoculares fáquicas son aquellas cuya colocación no implica la sustitución de la lente natural del ojo. Normalmente se implantan en personas jóvenes (entre 18 y 45 años) y con cristalino sano (por lo que interesa mantenerlo), y que sin embargo tienen miopía magna (alta miopía), córneas delgadas o visiones bajas que no son tratables por su magnitud con cirugía refractiva. Son lentes muy especiales y ajustadas a cada persona y graduación. Sus resultados en muchos casos son espectaculares. 

lente intraocular icl
En Clínica Villoria tenemos más de 15 años de experiencia con lentes ICL
  • Ofrecen una gran calidad de visión.
  • Se emplean para corregir los problemas refractivos – miopía, hipermetropía y astigmatismo– en personas jóvenes.
  • Son similares a una lente de contacto flexible, pero colocada en el interior del ojo, delante del cristalino y detrás del iris.
  • Se implantan a través de una microincisión de 3mm que no requiere puntos de sutura. El cirujano inyecta la lente plegada y se despliega en el interior del ojo.
  • Son prácticamente invisibles, no se sienten y no requieren cuidados de mantenimiento.
  • Es un procedimiento totalmente reversible, de modo que si fuera necesario se pueden simplemente cambiar o retirar sin alterar ninguna estructura del ojo.

Durante el procedimiento de implantación de una lente ICL no se extrae ningún tejido corneal. La lente se inserta a través de una pequeña incisión de 3 mm, que no requerirá puntos de sutura, y se situará detrás del iris y delante de la lente natural donde no se puede ver ni sentir.

La visión mejora significativamente justo después de la cirugía y continúa mejorando en los días posteriores. Además, la recuperación es extremadamente rápida. La implantación de una Visian® ICL implica un procedimiento ambulatorio (el paciente vuelve a casa el mismo día), con la mayoría de los pacientes viendo lo suficientemente bien como para conducir al día siguiente.

Lentes intraoculares pseudofáquicas

Las lentes intraoculares pseudofáquicas son aquellas que se implican la sustitución del cristalino, cuando éste deja de estar en buenas condiciones, bien sea por haberse convertido en catarata, o dañado por algún traumatismo o enfermedad. También es cada vez más frecuente que el ojo presente un defecto refractivo cuando va asociado a vista cansada o presbicia, situación natural provocada el envejecimiento del cristalino en toda persona a partir de los 45 o 50 años de edad.

Existen diferentes tipos de lentes pseudofáquicas y su elección dependerá de un completo estudio, que determinará la más adecuada en función de necesidades y características del paciente. 

  • Lentes Intraoculares Multifocales

En pacientes con miopía o hipermetropía, con o sin astigmatismo y que por su edad de más de 40-45 años ya tengan síntomas de presbicia o vista cansada, el procedimiento de elección es la sustitución del cristalino, que ya tiene signos de envejecimiento, por una lente intraocular trifocal que haga la función del cristalino. Las lentes intraoculares multifocales permiten una  buena visión a cualquier distancia sin necesidad de gafas.

El paciente podrá conducir, ver la pantalla del televisor, del ordenador o del móvil, o leer sin tener que depender de las gafas de lejos o de cerca. La operación para corregir los problemas de visión de lejos y de cerca, es similar a una cirugía de catarata, y al sustituir el cristalino eliminaremos la catarata si ya está formada o evitaremos su  aparición.

  • Lentes intraoculares monofocales

Las lentes intraoculares monofocales son las que se usan habitualmente en los servicios públicos de Salud para la cirugía de cataratas. Como su propio nombre indica, tan sólo resuelven un punto de enfoque, de tal manera que el paciente tendrá que elegir si quiere ver bien de cerca o de lejos y tendrá que seguir usando gafas. Tampoco son las lentes adecuadas para corregir la presbicia o vista cansada.

  • Lentes intraoculares acomodativas

lente intraocular acomodativaLas lentes intraoculares acomodativas están destinadas a aquellos pacientes que desean ver bien de lejos y en distancias intermedias. La dependencia de las gafas no se elimina por completo para las tareas que requieren visión de cerca con cierta precisión.

Se diferencian de las lentes monofocales estándares fundamentalmente porque permiten resolver los problemas de visión generados por la catarata y presbicia al mismo tiempo.

  • Lentes intraoculares tóricas

lente intraocular toricaLas lentes intraoculares tóricas son aquellas que permiten corregir el astigmatismo. Tienen diferentes potencias en diferentes meridianos de la lente para corregir la forma asimétrica del ojo. Las lentes tóricas tienen marcadores especiales en las partes periféricas que permiten al cirujano orientarla correctamente para cumplir su función.

De este modo, una vez que se implanta en el ojo, el cirujano gira la lente para que la corrección del astigmatismo esté alineada correctamente y obtener así los mejores resultados. Las investigaciones han demostrado que las lentes tóricas producen excelentes resultados visuales después de la cirugía de cataratas y es una de las soluciones más eficaces para corregir durante la misma operación el atigmatismo.

Preguntas frecuentes sobre lentes intraoculares

¿Qué es una lente intraocular?

Las lentes intraoculares son pequeñas lentes elaboradas con un material sintético, que se implantan en el ojo, reemplazando o no al cristalino en función de las características y necesidades del paciente. Permiten resolver con eficacia problemas visuales refractivos como la miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia, y destacan de manera especial por ofrecer una solución que corrige distintos defectos oculares en la misma operación.

¿Qué diferencia hay entre lentes intraoculares monofocales y multifocales?

Las lentes intraoculares monofocales ofrecen una buena corrección de la visión para una sola distancia, en general la distancia de lejos y, por lo tanto, se siguen necesitando gafas. Las lentes intraoculares multifocales ofrecen corrección de la visión para todas las distancias. Mejoran la visión lejana y también la cercana, de tal forma que son un tratamiento efectivo para la presbicia y las cataratas.

¿Cómo es la operación?

Durante el curso de la cirugía, que dura alrededor de 20 minutos, la lente se implanta a través de una incisión mínima y se coloca entre la lente natural del ojo y el iris, o por encima de los iris, dependiendo del tipo de lente.

La operación se realiza en condiciones de cirugía ambulatoria y con anestesia tópica, lo que permite al paciente volver a casa inmediatamente después de la intervención. Si ambos ojos necesitan implantes, la cirugía se lleva a cabo por primera vez en un ojo y luego en el segundo ojo dos semanas más tarde. La lente se implanta de forma permanente, aunque es extraíble si se presentan nuevas necesidades y/o defectos visuales en el paciente

¿Qué hay que hacer antes de la operación?

Antes de someterse a un implante de lente intraocular, es necesario practicar una serie de exámenes para determinar la compatibilidad de la estructura del ojo y la normalidad de la córnea y la retina. Después de que se ha determinado la idoneidad del paciente para este tipo de cirugía, se encargará una lente adecuada, de acuerdo con los datos del ojo del paciente. 

¿Cuántas dioptrías permite corregir?

Dependiendo de lo que se conoce como profundidad de cámara anterior del ojo, las lentes intraoculares pueden llegar a corregir hasta 21 dioptrías en el caso de miopía y hasta 12 dioptrías en hipermetropía. Todo dependerá del espacio disponible en el ojo, puesto que cuanto mayor número de dioptrías haya que corregir la lente tendrá un mayor grosor. El implante de lentes intraoculares representa, por lo tanto, una solución eficaz para aquellas personas con altas miopías o miopía magna.

¿Qué riesgos tiene la operación de lentes intraoculares?

Las lentes intraoculares se han implantado ampliamente en Europa, Asia y Estados Unidos y a lo largo de estos años han demostrado su seguridad para el tratamiento de las cataratas y los defectos refractivos. En todo el mundo ya se han realizado millones de procedimientos para implantar las lentes intraoculares, con resultados satisfactorios.

¿La operación para implantar la lente intraocular tiene efectos secundarios?

Las lentes intraoculares están hechas de un material sintético que no provoca ni rechazo del organismo ni molestias en el ojo. Sin embargo, tal y como ocurre con cualquier intervención quirúrgica puede generar algunos efectos secundarios.

  • Roce con el cristalino

En aquellas operaciones realizadas a personas jóvenes que no requieran la sustitución del cristalino podría generarse cierto roce de la lente intraocular con la lente natural del ojo. En realidad, este problema se producía con las primeras lentes que llegaron al mercado, que eran más duras y su colocación implicaba practicar una mayor incisión. Hoy esto está resuelto gracias a lentes de última generación, las que utilizamos en Clínica Villoria, y que ofrecen una extraordinaria flexibilidad y una gran delgadez, lo que permite introducirlas plegadas a través de una incisión mínima en la zona ocular.

  • Revisiones rutinarias

Debemos señalar que el paciente al que se le implante una lente intraocular deberá acudir a revisiones periódicas. No debemos olvidar que, aunque la lente haya resuelto uno o varios problemas refractivos, el ojo sigue ‘imperfecto’. 

  • Infecciones

Como en cualquier otra intervención quirúrgica, las infecciones se sitúan como uno de los principales problemas a evitar. Por este motivo, resulta de especial importancia acudir a una clínica acreditada, con experiencia y quirófano propio, en la que se preocupen directamente por trabajar con un equipamiento en perfecto estado.

¿MÁS INFORMACIÓN?

Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad. También puede llamarnos directamente al 986 85 77 77.

Contacto Clínica Villoria
PIDA CITA

Pida cita rellenando este formulario o llámenos al 986 85 77 77

Not readable? Change text. captcha txt

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies